¿Quieres conocer 7 consejos de productividad muy prácticos para conseguir más tiempo y energía en tu día a día?

Empecemos definiendo qué entendemos por tiempo.

La RAE define la palabra tiempo como: período determinado durante el que se realiza una acción o se desarrolla un acontecimiento.

Todos tenemos muchas cosas que hacer en el día a día y a menudo 24 horas nos resulta poco para tantas tareas. Con frecuencia nos quejamos de “tener poco tiempo”, de “no llegar a tiempo”, de “no hacer algo a tiempo”…. es un común denominador en la vida de las personas. Queremos más tiempo, tanto en nuestra vida personal como en nuestro negocio. Tiempo para vivir más, tiempo para trabajar más, tiempo para disfrutar…

Ya nos gustaría sumar horas al día, verdad? Lo único que podemos hacer es aprovecharlo adecuadamente.

Y a lo mejor no es por falta de tiempo que no lleguemos a todo, sino por falta de organización y planificación. Con una buena planificación diaria y una óptima organización podemos llegar a todo sin que la angustia o el estrés se apoderen de nosotros.

¿Cómo gestionar el tiempo de manera que seamos productivos?

Pon en práctica estas 7 recomendaciones y permite que la situación mejore poco a poco:

Busca un aliado para liberar espacio mental

Una agenda, un cuaderno, una libreta o cualquier aplicación movil en soporte digital, como keep, evernote… puede ayudarte con ello. Aprovecha los tiempos muertos para apuntar lo que mantiene secuestrada tu atención en el presente y vuelca todas tus ideas, inquietudes, lista de tareas, etc.  Apúntalo todo y ten la cabeza despejada. Tu productividad aumentará y también tu energía física y mental.

Automatiza al máximo las tareas repetitivas

¡Lo que una app no pueda hacer por ti! Tienes toda la tecnología a tu servicio para que te ahorre tiempo. Por ejemplo, escribe varios emails a la vez y envíalos al día siguiente en diferentes horarios con la función ‘Send Later’. Si usas Gmail, Boomerang te puede ayudar y te facilitará mucho esta tarea. Utiliza Zapier como puente entre herramientas digitales para crear un workflow de trabajo sin que tengas que hacerlo manualmente.

Termina las tareas de una a una

Practica el Time Blocking, es decir, trabaja en bloques de tiempo. Conseguirás más concentración y enfoque en las tareas y el tiempo te cundirá más. Está demostrado que la multitarea no beneficia en nada. Trata de no pasar a la siguiente tarea hasta que la tengas acabada o hasta que no puedas seguir por el momento. Si no lo haces así, tendrás fugas de tiempo y energía a cada rato. Utiliza un contador de tiempo, tipo Pomodoro Tracker para medir tu tiempo en bloques. En el enlace anterior te explican en qué consiste este método y cómo aplicarlo.

Mantén pequeños descansos entre tarea y tarea

Aprovecha para beber agua, dar pequeños paseos y descansar la vista del ordenador. Aunque sean 10 minutos de descanso, tu cuerpo y tu mente agradecerán ese pequeño break y cogerás fuerzas para continuar tu jornada con efectividad. También funciona “no hacer nada”, como lo oyes, hay que dar tiempo al cerebro a que descanse y qué mejor que NO HACER NADA. Recuerda que han de ser cortos y simples.


Decide decir NO a compromisos que no te aportan

Si quieres estar a tope de energía y que tu tiempo te cunda de verdad, aprende a poner límites y decir que no a aquellas reuniones (de trabajo o de amigos) que no te aporten o te vayan a ocupar más tiempo del que tienes previsto. Estáte atento a identificar estas situaciones y establece límites. Te ayudará a mantenerte enfocado y concentrado en lo que de verdad te importa.

Ordena tu espacio de trabajo

No solo me refiero al espacio físico, el lugar en el que trabajas, sino a tu ordenador. Tómate tu tiempo al final de la semana para poner todo en orden: carpetas, ficheros y todo el material de escritura que ronda habitualmente por tu mesa para darle su lugar. Trabajar en un espacio organizado ayuda a que la mente esté ordenada y pueda permitirse fluir y ser creativa.

Delega tareas

Aquí es donde entro yo como personal soporte de tu negocio 😉

Todas aquellas tareas que sean propias del negocio, que no se traduzcan directamente en ventas, que te resten tiempo y que no haya más remedio que realizarlas, como las tareas administrativas, vas a tener que delegarlas. Esto te permitirá centrar tu tiempo y energía en aquello que solo tú sabes hacer, tu actividad principal.

Con el tiempo te darás cuenta de que no es un gasto sino una inversión y una manera muy buena de sentirte acompañado en tu negocio. Si necesitas ayuda con este punto, echa un vistazo a mi servicio Mano Derecha.

Y ahora cuéntanos cómo es tu organización diaria, ¿encuentras relevante algún consejo para poner en práctica desde ya mismo?


 

Inma Sánchez | Asistente Virtual
www.atareadas.com
Tu mano derecha en tu negocio

Si te ha gustado, compártelo
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡El contenido está protegido!!