Si te gusta este post, ya sabes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

La Asistente Virtual es una profesional especializada en realizar tareas administrativas de soporte a micro empresas y emprendedores a los que ayuda con las tareas de sus negocios que no pueden o no quieren realizar, ya sea por falta de tiempo, carga de trabajo o porque no son del todo de su agrado.

Cuando un cliente acude a una Asistente Virtual debe asegurarse que es la profesional idónea para su negocio. Según mi criterio y experiencia, debe poseer una serie de cualidades que la conviertan en la mejor opción. Por eso, la Asistente eficaz es:

  • Profesional: al mantener una conversación telefónica, al redactar emails, al ser puntual con las entregas… siempre se muestra en actitud profesional. Para ella el cliente es lo primero y estar orientada a ayudarlo en todo momento es la máxima consigna que debe seguir.
  • Tiene buena actitud frente al trabajo: el cliente y la Asistente Virtual trabajan mano a mano y la actitud positiva lo es todo en esta relación que debe fluir de manera fácil, teniendo desde el primer momento un buen entendimiento y buena voluntad por ambas partes para que el trabajo salga adelante. Se convierten en un equipo, un tándem.
  • Productiva: La Asistente Virtual es una valiosa ayuda que aporta trabajo, acompañamiento y consejo. Trabaja con calidad y meticulosidad, tiene claridad al comunicar los tiempos que tarda en realizar las tareas, se asegura de haber entendido las instrucciones precisas y pregunta las dudas y los deadlines al cliente.
  • Proactiva: ante todo ofrece soluciones y hace suyos los problemas de su cliente. También es emprendedora que dirige su propio negocio y está acostumbrada a solucionar los problemas que su emprendimiento requiere, por lo que su grado de “espabilismo” es elevado.
  • Fiable y de confianza: ofrece un soporte permanente con lo que el cliente se siente seguro porque sabe que no le va a dejar colgado con su problema, sino que está en la trastienda de su negocio y eso reduce estrés en el cliente que antes de contar con su ayuda se veía solo llevando el negocio.
  • Rentable: es un valor añadido a tu negocio. No por ello representa un coste, sino una inversión. Ofrece mucho valor al cliente que trabaja con ella, se enfoca en realizar cada vez mejor sus tareas y en optimizar los tiempos. Por eso siempre hay que ver esta relación profesional como un WIN-WIN en la que ambas partes ganan. El expertise de la Asistente Virtual redunda en la mejora del negocio de su cliente.
  • Consejera de sus clientes: les ofrece sugerencias de cómo trabajar más eficientemente juntos, explica su metodología de trabajo y aporta mejoras sobre organización y productividad. Es experta en aprovechar el tiempo y los recursos con efectividad.

La ayuda que presta y la cantidad de tareas que se puede delegar en ella es proporcional al tiempo que gana el cliente al enfocarse por completo en la actividad principal de su negocio.

Si te encuentras desbordad@ y necesitas delegar tareas, cuenta con la ayuda y el acompañamiento de una Asistente Virtual eficaz; escribe a hola@atareadas.com y buscamos las mejores soluciones para ayudarte.


Inma Sánchez | Asistente Virtual
www.atareadas.com
Tu mano derecha en tu negocio

Si te gusta este post, ya sabes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *